Huertos ecointegradores

El programa Huertos Eco-integradores es un proyecto de la Fundación INEA con apoyo económico de la Caixa para generar un espacio en los Huertos Urbanos y Huertos Ecológicos de inclusión social de refugiados, desplazados, inmigrantes, niños y otros grupos en riesgo de exclusión. Hoy han firmado el convenio las dos fundaciones para concretar cómo se realizará la inversión de los 17.000 euros concedidos. La Fundación INEA, Fundación Red Incola, INTRAS y otras instituciones que persiguen la integración de personas en riesgo de exclusión se han reunido hoy para firmar el convenio. También estuvieron los niños y niñas que participan en el campamento urbano de Red Incola. Asistieron al acto y después, recorrieron los huertos de la finca de INEA. “Queremos que sea un espacio distinto”, explicaba Félix Revilla a los representantes de la Caixa: el director del Centro Instituciones en Castilla y León-Asturias, Gerardo Revilla y de Banca Institucional, Javier Franco y Gonzalo Cebrián. También estuvo la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, que llegó después del acto para apoyar la iniciativa de INEA.

Allí mismo, un beneficiario de los Huertos Urbanos habló del huerto comunitario, convertido en espacio de encuentro donde se desarrollan actividades diversas: de cuenta-cuentos a pilates.

Este programa de INEA persigue ofrecer una aprendizaje en el cultivo de la tierra de manera sostenible y ecológica en un espacio que propicia el encuentro entre ciudadanos, de distintas generaciones y culturas procedentes de grupos vulnerables en riesgo de exclusión social; el desarrollo de actividades en este espacio: cursillos, ferias, recolección…apoyo, asesoramiento y comprender a los nuevos colectivos en riesgo de exclusión como refugiados, desplazados, emigrantes o menores y un fortalecimiento del banco de alimentos sanos y justos que se donan a grupos en riesgo de exclusión.

Estas son algunos de los momentos del encuentro de esta mañana. FOTOS

Proyecto con La Caixa

En 2014 estamos trabajando en un Proyecto de Integración con La Caixa. Este proyecto  tiene dos vertientes: Por un lado se está haciendo un taller de horticultura con niños y niñas inmigrantes. estos huertos están monitorizados por personas responsables que colaboran en que los niños lleven adelante su tarea y puedan ir contribuyendo a la alimentación de su familia con lo que aportan desde sus huertos.

 

Por otro lado se pondrá en marcha un Banco de Alimentos frescos con la intención de establecer una colaboración con Red Íncola. Esto va a permitir que familias necesitadas reciban alimentos perecederos, algo infrecuente en los bancos de alimentos.

 

 

Kamal y Gabriela de prácticas en INEA

Kamal (Marruecos) Gabriela (Bulgaria) realizan prácticas profesionales dentro de un programa de Red Íncola de preparación para el empleo; él técnico de Laboratorio, ella técnica de bibliotecas pasan unos días en el Laboratorio de INEA y en la Biblioteca, preparándose para poder encontrar empleo con más facilidad. Fundación INEA ha firmado un Convenio con Red Íncola para poder hacer esta prestación. Bienvenidos y esperamos que podías aprender mucho en poco tiempo.  En la foto de la derecha Gabriela acompañada de maría, encargada de empleo de Red Íncola

kamalgabriela y maría

Experiencia de convivencia con Inmigrantes

Agroecología y compromiso social. Formación y trabajo. Cooperación y empleo. La Fundación INEA ha comenzado hoy mismo (15 de Abril) un programa nuevo que beneficiará a inmigrantes y discapacitados, aunque con resultados que se reflejarán también en la explotación de sus cultivos ecológicos y en la difusión de la filosofía agroecológica. Hasta el próximo 30 de junio, es decir, dos meses y medio, siete inmigrantes recibirán formación agraria diariamente y atenderán una labor en la finca de INEA por la que serán remunerados con contrato. Las dos primeras horas de la mañana se destinan a la formación en el campo y las tres últimas, al trabajo y cuidado de los cultivos. A partir del 1 de julio hasta el 15 de septiembre, los beneficiarios serán discapacitados. Ambos cursos se enmarcan en una línea de acción más amplia y ambiciosa: el Proyecto Agroecológico Integral de la Fundación INEA (PAI). Desde este marco, la Escuela de Ingeniería Agrícola, adscrita a la Universidad de Valladolid, persigue desarrollar la filosofía en la que está volcada desde su compromiso social, con la colaboración con Red Incola y la Asociación El Puente.

Por eso mismo, en aras de hacer compatible la agroecología con la inclusión de inmigrantes y discapacitados, la Fundación INEA impulsa también la producción hortícola ecológica y la elaboración de conservas con mujeres árabes basadas en la materia prima extraída en la propia finca. De este modo, estos tres pilares de la cadena de producción agroecológica –formación, producción y preparación– soportan este programa que acaba de arrancar. Contamos con la aydua de una Fundación privada que financia una aprte de los profesores del curso y contratos de trabajo de las personas inmigrantes; el resto esperamos sacarlo de nuestros productos y de otrass donaciones que nos puedan llegar.

Los profesores del curso serán Ana Leal, Javier Pinilla, Raquel Campo, Félix Revilla, Pilar Gutiérrez  y Juan Luis Fradejas, todos ellos técnicos expertos en el área agrícola. Los alumnos Mandi (Senegal) Bouabib (Marruecos), Emilio (España), Yeral (Republica Dominicana, Sorín (Rumanía) Brahim (Marruecos)

O