Banco de alimentos frescos ecológicos

Con el mes de Junio echa a andar el Banco de Alimentos frescos ecológicos. Una iniciativa de los huertos ecológicos de INEA apoyada por la Obra Social de La Caixa. Cada martes tarde y miércoles mañana se recogerán alimentos frescos de los huertos y se llevarán al banco de alimentos de red íncola donde se repartirán a  familias necesitadas.banco alimentos logo

Normas Huertos Comunitarios

Normas de Funcionamiento Huertos Comunitarios

Introducción

El proyecto de Huertos comunitarios es una actividad promovida por el Ayuntamiento de Valladolid que tiene las siguientes finalidades:

– actividad de ocio.

– actividad saludable.

– Actividad medioambiental, sostenible y ecológica.

– actividad de convivencia, participación ciudadana y trabajo colectivo.

– Actividad solidaria.

 

Su objetivo principal es canalizar estas aspiraciones personales en un proyecto común que mediante el cultivo de la huerta y la organización en equipo de la actividad se produzcan alimentos sanos y ecológicos con fines solidarios destinados a personas o colectivos necesitados de la ciudad de Valladolid. Dicho proyecto tiene un gran valor social pues promueve valores de participación, trabajo en equipo, solidaridad, contacto con la naturaleza, aprendizaje en la producción de alimentos, etc. Por ello el Ayuntamiento apoya esta actividad poniendo todos los medios posibles para su buen funcionamiento.

Habrá una persona designada para coordinar las actividades y velar por el buen funcionamiento del proyecto tanto en sus aspectos funcionales como normativos

Normas básicas

1.- Inscripción. Se realizará conforme a convocatoria municipal en cuanto a fecha, lugar y personas que puedan hacerlo.

2.- La inscripción y responsabilidad es personal e intransferible. Los menores de edad deberán estar acompañados de una persona mayor de edad. Las personas no inscritas podrán acceder al huerto acompañadas siempre por algunas de las inscritas y en calidad de visitantes. Habrá un número máximo de participantes en cada huerto comunitario. Las personas inscritas se comprometen a una cierta asiduidad que podrá ser comprobada por el responsable del proyecto.  La falta de asistencia continua y prolongada provocará la baja de la persona inscrita)

3.- Al ser un huerto comunitario la actividad estará programada para hacer de forma común, siempre buscando el consenso entre los participantes, el reparto de las tareas y acomodación a las posibilidades reales de los participantes. Esta programación de actividades estará coordinada por el responsable del proyecto.  Es necesario estar atento a las indicaciones que habrá en el propio huerto, en internet y si se quiere se podrán recibir por mail.

4.- El responsable el proyecto (persona designada por la entidad responsable) tiene autoridad para supervisar y dirigir la actividad en el huerto comunitario y se deben seguir sus indicaciones. De manera periódica irá indicando las tareas a realizar a fin de que los participantes sepan cuáles son las tareas pendientes y el modo de realizarlas.

5.- Se deberán también respetar las normas en cuanto al uso de productos ecológicos, entrada y salida, horarios y comportamiento. Estas normas estarán presentes en el Huerto.

5.- Los productos conseguidos son primordialmente para uso solidario (personas necesitadas del barrio, bancos de alimentos, Caritas parroquial) y la distribución de los mismos estará a cargo de las personas que participan en el Proyecto. La selección de los lugares de destino se hará de acuerdo con el Coordinador a propuesta de los usuarios. Si no hubiera propuestas será el Coordinador quien busque el destino final.

6.- También se podrán usar algunos productos en actividades que se programen en el huerto comunitario: fiesta del tomate o del pimiento, talleres de recetas, visitas de personas mayores, o colegios, fiestas patronales, fiestas del barrio, etc., siempre bajo la coordinación de la persona responsable.

7.- Los insumos necesarios para el funcionamiento del huerto estarán sufragados por el Ayuntamiento y serán sin ánimo de citarlos todos: Instalación de riego, aperos, plantas, tutores, semillas, abonos y tratamientos.

8.- Será obligación de todos los participantes el bueno uso de los bienes comunes, la salvaguarda de la seguridad y la salud de todos, muy especialmente a la hora de usar aperos que puedan resultar peligrosos

9.- Serán causas de separación del proyecto:

– el incumplimiento de las normas.

– la falta de respeto a la Coordinación o a los compañeros-as

– La sustracción o mal uso de los bienes comunes o personales.

– El entorpecimiento de la buena marcha del huerto por medio de actitudes, palabras o hechos.

La separación será tomada por los responsables municipales a propuesta de la coordinación y su fallo será inapelable.

 

La buena marcha del proyecto depende de la buena voluntad y el ánimo de cooperación de todos los participantes por encima de posicionamiento ideológicos y personalistas. Participar en los Huertos Comunitarios es participar en una actividad cooperativa y solidaria con enormes e importantes implicaciones sociales, ambientales y políticas en el sentido del poder transformador de la realidad.

Normas Huertos desempleados

 NORMAS DE FUNCIONAMIENTO HUERTOS PARA DESEMPLEADOS

Las firman en el momento de la aceptación del huerto

1.- Cada usuario deberá tener llave de la entrada y de la caseta y se responsabiliza de su correcto uso.

Dejar siempre cerrado al salir. Si entran personas amigas o familiares en la zona de huertos siempre bajo responsabilidad del titular del huerto.

El huerto es para uso de la persona adjudicataria, por lo que se establecerá un control de asistencia

2.- Los huertos deberán cuidarse de manera ecológica quedando prohibido el uso de fitosanitarios químicos y de fertilizantes químicos. En caso de duda consultar con los técnicos. En general no se usará nada que pueda suponer algún peligro para los vecinos. Sólo las plántulas podrán tener un origen no ecológico dada la dificultad de encontrarlas ecológicas.

3.- Cada usuario se limitará escrupulosamente a los límites de su huerto, que marcan los postes.

4.- Se respetará al máximo el huerto ajeno tanto en la ocupación como en sus productos.

5.- Cualquier anomalía debe comunicarse a la persona encargada utilizando el buzón o el teléfono en horarios indicados

6.- El buen funcionamiento de los huertos depende del comportamiento responsable de todos. Mantenerlos limpios, sacar la basura al exterior etc. es responsabilidad de todos.

7.- Todos deberán estar atentos a avisos y normas que de manera cotidiana se vayan poniendo en los tablones de avisos y cumplirlas.

8.- Habrá un anuncio con el horario en que habrá asistencia técnica en cada zona de huertos.

Las faltas de respeto a estas normas serán sancionadas según la gravedad de la falta incluso con la expulsión del proyecto. La resolución del Ayuntamiento no tendrá apelación posible.

Inauguración huertos para desempleados

130 huertos para desempleados. 130 personas que encuentran una parcela donde plantar, cuidar, ver crecer las plantas y obtener hortalizas para su consumo. Hoy mismo, INEA comienza a trabajar con los vallisoletanos en paro que se han sumado a esta iniciativa del Ayuntamiento de Valladolid. El gobierno municipal entregó ayer las credenciales en el salón de actos del Ayuntamiento. En este acto se dio a conocer las primeras normas establecidas por el director de la Escuela de Ingeniería Agrícola, Félix Revilla sj, para un buen funcionamiento de proyecto: una sesión obligatoria de formación que impartirá la técnico contratada para este proyecto, Laura, los días 2 y 9 de junio en la sede de Red Incola, en la calle Olmo 63. Será un curso breve donde se establecerán las normas de convivencia y de buen hacer. De manera ya de libre elección, INEA proporciona talleres de formación en agricultura ecológica, agroecología y sobre el uso del agua. Félix insistió en lo importante que es trabajar con respeto y cuidado: cerrar las puertas, mantener una convivencia amigable y disfrutar de ese espacio. Los huertos para desempleados se encuentran en Parque Alameda, Santos-Pilarica, Jardín Botánico, y Rondilla. No se han llegado a cubrir todas las parcelas. Quedan libres 50 entre todas las zonas, excepto en Parque Alameda donde allí no sólo es que no han sobrado sino que hay cuatro personas en lista de espera para que se les adjudique una.